Los de Madrid se la juegan

|

el cabreo con los madrileños que han decidido escapar a la costa para pasar el pseudoconfinamiento a la orilla del mar como si de unas inesperadas vacaciones de invierno se tratase aumenta a un ritmo mucho mayor que los contagios. Ya son varios los responsables políticos de municipios de las Rías Baixas que han manifestado su total repulsa a que se haya permitido a los vecinos de la capital entrar impunemente en territorio hasta entonces libre de virus. Y no hablemos de los vecinos, que si no se han presentado en la puerta de los visitantes con antorchas y horcas es por falta de equipos de descontaminación. Hasta hay quien reclama sanciones para los viajeros y para los que les han permitido salir de la comunidad. Suerte van a tener unos y otros de que aquí todavía no se estile lo de interponer demandas sin ton ni son. Eso sí, que no esperen sonrisas y trato especial cuando vuelvan en verano.

Los de Madrid se la juegan