::: JUEVES :::

|

  EL GALLEGUISMO DE ABANCA

EL debut de Abanca Grupo Banesco, que aspira a colarse en poco tiempo entre los cinco primeros bancos de España, ha sido recibido con interés y cautela pero ciertos propagandistas lanzan las campanas al vuelo y gritan que el país ya tiene un poderoso músculo bancario para prestar dinero. Olvidan que no se trata de una empresa benéfica y que Escotet, dueño absoluto del conglomerado, busca, primero, recuperar los euros invertidos en la compra de NG Banco y, después, obtener beneficios. La intensidad del galleguismo de Abanca, de cuyas buenas intenciones nadie duda,  estará en función de los resultados.

 EMILIO BOTÍN Y EL DEPORTIVO

EL presidente del Deportivo salió a la palestra para calmar a la afición, desasosegada por la marcha del equipo. El reputado empresario confía en el entrenador y repite una frase que ha copiado de su admirado Emilio Botín y que preside su actividad: “Lo que cuentan son las cuentas y todo lo demás son cuentos”. Como los forofos no están para acertijos han creído que el mensaje realza la importancia de unas cuentas saneadas al margen de los resultados. Tampoco el míster estuvo acertado al asegurar que el Depor peleará por los cuatro últimos puestos. Tres de ellos conducen a Segunda...

 EL ESPERANTO DE BEIRAS

OTRA vez la oposición se une para calificar de utópico el discurso de Feijóo en el debate sobre el estado de la Autonomía. La obligación del presidente de la Xunta consiste en poner en valor sus logros y comunicar que  con el bipartito se vivía peor; y la de los opositores, difundir que Feijóo es un fantasioso que desconoce la verdadera realidad del país, sumido en el declive. Beiras se apartó, como es norma, del papel institucional y, con menos folgos que otras veces, desgranó un discurso escamoso y esperantista. Despreció el nivel intelectual del premier e hizo unas alusiones escatológicas sobre el porco celta. Salvo las boutades beiristas, la sesión discurrió con agilidad, buena retórica y altas prestaciones políticas. A ver si se mantiene ese tono.

  BESTEIRO BUSCA PROTAGONISMO

YA anticipamos aquí que Besteiro, secretario xeral de los socialistas, tenía el hándicap de no ser diputado y perdería la oportunidad de lucirse en el hemiciclo. Para remediar esa ausencia el personaje hurtó el martes al portavoz Méndez Romeu la tribuna secundaria de los pasillos y dio su opinión acerca del triunfal proemio feijoniano. Le llamaron al orden y se retiró a la calle, donde volvió a solicitar cámaras y periodistas. Méndez Romeu es un pedazo de pan, pero otro voceiro ya habría dimitido.

::: JUEVES :::