La rara solidaridad de Pablo Echenique

|

LOS hay grandes, muy grandes y grandísimos. El tierno herbicida Pablo Echenique –“soy muy del amor y esas cosas, pero la mala hierba hay que arrancarla”– pertenece a la última categoría. El tío es inmenso, tiene un morrazo que ni toda la comarca de Cangas junta. El secretario de Organización de Podemos mantuvo a su asistente personal sin contrato y sin Seguridad Social durante años, pagándole cuatro duros en negro, y hora reclama los derechos de las trabajadoras del hogar. A lo mejor hasta les da una charla para explicarles cómo tiene que hacer para reclamar que les paguen los atrasos. FOTO: Pablo Echenique | aig

La rara solidaridad de Pablo Echenique