Los resquicios que algunos supieron encontrar

|

no es cuestión de dar pistas, pero por ahí comentan que quienes quieren abandonar las grandes ciudades lo hacen en el tramo horario comprendido entre las ocho de la tarde y la una o dos de la madrugada. Sostienen (más bien confían) en que a esas horas no hay controles ya que, supuestamente, se produce un cambio de turno de los agentes y, mientras unos se van y llegan otros, da tiempo para la escapada. La Fuerzas de Seguridad argumentan que tienen establecidos numerosos controles y que esto no es posible, pero las zonas de las segundas residencias, donde cada día hay más personas, son la evidencia de que en este entramado de seguridad hay algunos resquicios que los más osados han sabido encontrar.

Los resquicios que algunos supieron encontrar