DIVORCIOS

|

Alo mejor influye la crisis, pero lo cierto es que los divorcios en Galicia están a la orden del día. Lejos ya aquello de “contigo, pan y cebolla” y un tanto incumplido aquello de que “lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.

Suben las rupturas en Galicia y ya hay más de 21 cada día. El número de divorcios aumenta por primera vez desde 2006 y acortan distancias con las bodas. Finalmente, se constata que el 46% de las separaciones no son de mutuo acuerdo. Además ya se ha podido comprobar que Galicia está en los primeros puestos en número de rupturas: “al tratarse de una de las comunidades más pobladas y se sitúa casi dos puntos por encima de la media estatal respecto al incremento de 2010”: un 4,7% frente al 3,1% nacional. Una de cada cuatro parejas que rompen lo hace tras llevar más de 20 años de convivencia. Tampoco los hijos frenan a los cónyuges: casi la mitad tiene descendencia.

Veamos las estadísticas según provincias: La Coruña y Pontevedra encabezan la cifra de divorcios, algo normal al tratarse de las que tienen más población de la comunidad gallega. También influye –dicen los sociólogos– el hecho de que se trata de provincias más abiertas al mar, más evolucionadas y con mayor capacidad de recepción de otros modelos de sociedad. Por ejemplo, en el pasado año se separaron 2.930 parejas en La Coruña, mientras que en Pontevedra la cifra de divorcios y separaciones superó las 3.000 parejas, situándose nada menos que en 3.034, a un ritmo de 252 casos al mes.

En ambas provincias, más de la mitad de los divorcios fueron consensuados. En cualquier caso, el incremento de las rupturas es reciente y del pasado año, porque cuando empezó la crisis disminuyeron separaciones y divorcios, ya que las parejas preferían aguantarse unos años para no desembolsar los 2.400 euros de media necesarios para romper el vínculo legal.

Pero llegó el divorcio express que acorta los trámites y donde la minuta de los abogados desciende: el precio medio en Galicia suele frisar en los 400 euros. También ha crecido el número de casos que se solucionan por consenso, en buena medida por el aumento de las mediaciones. En España ha habido casos ilustres, desde un Julio Iglesias y una Isabel Presley, hasta un Felipe de Borbón que matrimonió con una divorciada.

 

DIVORCIOS