La ridícula corrección de Sánchez

|

PEDRO “La sonrisa” Sánchez presume de sus conocimientos sobre el baloncesto, al que jugó toda su vida. En cambio, sus conocimientos de fútbol son más limitados y sobre la justicia no tiene ni idea. Para que nadie dude de su exquisita corrección política no ha tenido mejor idea que decir que no se siente cómodo viendo “a De Gea como portero de la selección después de ver su nombre salpicado y denunciado por una menor”. ¡Error!, la testigo protegida no es una menor. Pero lo peor no es la confusión sobre la edad, sino la apostilla del líder de los socialistas PSOE: “Respeto la presunción de inocencia, pero hay que ponerse del lado de la víctima”. ¡Ala vai a presunción de inocencia! Cuánta razón tenía Pachi Vázquez cuando aseguró que en el PSOE había dos varas de medir. A él le cortaron la cabeza a la primera, como a De Gea, y a “O Garañón” Gómez Besteiro ni con diez imputaciones querían ajusticiarlo.

La ridícula corrección de Sánchez