La comisión de Hacienda que nunca se pudo reunir

|

PUES sí que empieza bien la semana. La Marea, nasía pa’ganá, ha tenido que posponer la reunión de la comisión de Hacienda prevista para hoy porque la había convocado de forma irregular. ¡Biennn, otro acierto de la xente do común! Los mareantes, como tampoco saben nada de funcionamiento administrativo –¿sabrán de algo?–, pensaron que con la presidencia de las comisiones se podía jugar al corre bola y resulta que no. Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, delegó la presidencia en Eugenia Vieito, quien, por ley, no puede traspasar esa competencia a nadie, pero como se fue de vacaciones, las asumió Alberto Lema, quien, ni corto ni perezoso, citó a los miembros de la comisión para mañana atribuyéndose la condición de presidente suplente –figura que jurídicamente no existe–. Menos mal que el PP estaba al quite y le avisó de su monumental error, porque si no... Lema tuvo que volver a actuar como presidente suplente y comunicar a todos que de lo dicho nada... ¡Qué pena! ¡Con la ilusión que le hacía la xuntanza al asesor que tiene que apuntarse a todas las comisiones para redondear su sueldo... y va Lema y lo deja sin unas pelas extra para San Juan!

 

La comisión de Hacienda que nunca se pudo reunir