LA CADERA

|

Es muy habitual entre ancianos la existencia de caídas que traen como consecuencia el escarallamiento óseo. Nuestra sanidad pública hace miles de operaciones de cadera a lo largo del año. Seguramente vd., estimado lector, conoce a alguien que ya se haya operado de esta patología. Soy un defensor a ultranza de la medicina pública española; las experiencias familiares de mi entorno más directo siempre han sido solventadas por los profesionales de la Seguridad Social. Los españoles podemos sentirnos orgullosos de un sistema de medicina pública que nació a mediados de los años 50 del pasado siglo y que se ha venido perfeccionando con diferentes gobiernos de todos los signos.
El reto ante el que se enfrenta el actual gobierno no es otro que la “sostenibilidad del sistema” o dicho de otro modo, gestionarlo de la forma más eficaz y eficiente posible, para hacer frente a los despilfarros y desajustes que lo hicieron peligrar por los últimos gobiernos socialistas y de algún otro autonómico de diferente signo. Sin embargo y a pesar de la artificial campaña de la izquierda contra el gobierno del PP; la Seguridad Social sigue manteniendo su prestigio entre la mayoría de la población, quienes de forma directa aprecian la profesionalidad de sus empleados, su elevado sentido de la responsabilidad, y su alta cualificación académica. Me atrevo a señalar que nos encontramos ante los empleados públicos más trabajadores y cumplidores con sus horarios de entre toda la función pública. Pues bien, con estos antecedentes, no puedo comprender que S.M. el Rey haya sido operado en un centro privado con personal arrendado de una clínica extranjera, por mucho acento de Mondoñedo que tenga su titular. Se trata de un nuevo error de la Casa del Rey;  y ya van varios. La Jefatura del Estado debe ser “ejemplar” y con esta decisión se nos ha enviado un mensaje demoledor a todos los ciudadanos. Al primero de los españoles no le vale la Seguridad Social (añado que a los republicanos Javier Bardem y a su Pene, tampoco), a diferencia de los presidentes USA que se operan en Hospitales Militares; luego de un plumazo se ha mandado al carajo la “Marca España” por quien tienen la mayor de las obligaciones respecto a ella. ¿Recuerdan cuando las infantas nacían en el muy público Hospital del Aire?

 

LA CADERA