SEMANA SANTA DE TODOS

|

La Semana Santa Ferrolana no consiguió la distinción de fiesta de Interés Turístico Internacional por casualidad, sino como resultado de la coordinación de esfuerzos y de la suma de colaboraciones desinteresadas de miles de personas que, a lo largo de las décadas, han trabajado para hacer de la Semana Santa Ferrolana lo que hoy es. No voy a entrar en un debate estéril sobre las cifras de la Semana Santa, porque el debate, como bien dice el admirado Eduardo Barajas, no está en lo cuantitativo, sino en lo cualitativo. Lo verdaderamente importante es lo que la Semana Santa representa para los ferrolanos y para los que nos visitan (que no son pocos).
Para unos, la Semana Santa  es la manifestación exterior de sus creencias religiosas; para otros es una tradición popular que pervive de generación en generación y que debemos preservar; para otros, un reclamo turístico que manifiesta la singularidad de una ciudad que cuenta con una fuerte identidad como la nuestra, ciudad que tiene mil motivos para sentirse orgullosa de lo que ha sido, y también de lo que es.  Y por eso, lo que no cabe es escatimar esfuerzos a la hora de apoyar una tradición tan ferrolana como la Semana Santa, que dinamiza nuestra ciudad, y que convierte a Ferrol en el epicentro del noroeste peninsular, al menos durante siete días. La Semana Santa hace de Ferrol una gran ciudad. Y es cierto que la Semana Santa se puede aderezar con otros reclamos turísticos o rutas alternativas, pero que, en cualquier caso, son complementarios y secundarios, salvo que alguien quiera desvirtuar lo que es y lo que representa la Semana Santa en Ferrol.  Este año, más que nunca,  nuestra Semana Santa es, además, resultado de un esfuerzo aún mayor por parte de las Cofradías, y por eso, cabe felicitar a todos los que, de forma desinteresada, la hacen posible. Desde el último de los cofrades, hasta el primero de los voluntario de Protección Civil, pasando por los portadores de los tercios, los monaguillos, o los penitentes que arrastran sus cruces por las calles de la ciudad. A todos ellos, gracias. Vosotros sois la Semana Santa Ferrolana. Una luz que nadie podrá apagar nunca, por mucho que se le quiera mermar,  por parte de algunos, el apoyo institucional que la Semana Santa merece y reclama para seguir siendo referente internacional.
 

SEMANA SANTA DE TODOS