REPARACIONES DE NAVANTIA

|

Los datos económicos no dejan lugar a dudas del más que evidente empuje del área de Reparaciones de Navantia en la ría de Ferrol, que ha facturado en 2013 un total de 117 millones de euros, lo que implica duplicar la media de los cuatro ejercicios preferentes. No acaban ahí las buenas expectativas, ya que todo indica que también el año en curso finalizará por encima de los 100 millones. La actividad de la antigua Carenas no solo se ha incrementado notablemente, en especial por la influencia del tráfico de buques gaseros, en el que sobresale, sino que ha contribuido notablemente, por lo que se ve, a que los números rojos de la compañía pública no hayan alcanzado un intenso carmesí teniendo en cuenta los años de sequía que todavía perduran, pese a las recientes contrataciones –flotel, BAM (todavía sin fecha de inicio), el desarrollo del proyecto de LHD para Turquía y el más que previsible acuerdo con Iberdrola–, y que están lejos de despejar el futuro del grupo. Argumentos para la defensa de la mejora de las instalaciones no faltan, en especial en lo que se refiere a disponer de un nuevo dique para buques de mayor envergadura. En cualquier caso, los datos invitan a un relativo optimismo, sobre todo en materia de empleo.

REPARACIONES DE NAVANTIA