MENTIRAS PIADOSAS…

|

Este es un gobierno muy preocupado en salvarnos el alma y que nosotros corramos con la salvación del cuerpo serrano, y no a base de jamón, precisamente que hay crisis.

De nuevo el señor De Guindos nos pide protección para su rebaño favorito: la banca.

Nos dice que esta vez harán bien las cuentas, pondrá el valor real a sus propiedades adecuando el valor de su cartera de pisos… lo que nos pone los pelos de punta pues parece querer decirnos don Luís, que antes no lo hacían, o sea que falseaban la contabilidad… lo que es delito y pecado.

Volvamos a la tierra: Don Mariano, que cada vez tiene el pelo más negro y nosotros el porvenir del mismo color, admite que su reforma laboral no creará puestos de trabajo este año

 

Imagino que les impondrá una dura penitencia a esos pecadillos de antaño pero, ya me creo menos, que con esta medida bajen los pisos. Y es que eso vendría a demostrar lo que muchos pensábamos: que inflaron los precios, mantuvieron artificialmente altos dichos precios, perjudicando al sector de la construcción, con la pérdida de puestos de trabajo y a los ciudadanos que no pudieron comprar…

Mire usted, los erróneamente llamados el buen y mal ladrón era, según la tradición apócrifa un carterista y un banquero (Juan Eslava, “El catolicismo explicado a las ovejas) lo que nos da una idea de con quien nos jugamos los cuartos.

Por cierto en Roma se habló de pederastia y de errores de la Santa Madre Iglesia al silenciarlos. Es mucho más grave ya que, según su propia doctrina “más le valdría a los culpables atarse una rueda de molino al cuello y tirarse a un río…”

Volvamos a la tierra: Don Mariano, que cada vez tiene el pelo más negro y nosotros el porvenir del mismo color, admite que su reforma laboral no creará puestos de trabajo este año ni el próximo y que el número de parados es insufrible.

Pero ¡hágase la luz!, como recordaba mi amiga Chus, (y no hablamos de Fenosa ni de Iberdrola) ¿cuántos trabajadores están apuntados al paro aunque cobran de sus empresas, que incluso corren con los gastos de la Seguridad Social? ¿Cuántos “trabajan en el paro” y en el empleo sumergido, cobrando en negro? Si don Mariano los suma podía acercarse a la verdad, aunque fuera menos piadosa.

Dicen los malpensados que, como no puede darnos pan, trabajo y justicia, nos quiere llevar directamente al cielo… y, ya se sabe, eso hay que sufrirlo aquí. De ahí las piadosas medidas –política mariana– que nos pone como penitencia…

MENTIRAS PIADOSAS…