El nefasto negocio de los Franco con la fundación del dictador

|

MAL negocio hicieron los Franco al encomendar a la fundación que lleva el nombre del dictador la organización de las visitas al Pazo de Meirás. Con esta decisión han vuelto a colocar en el foco de atención la que fue residencia veraniega del militar y, de paso, con sus declaraciones, los responsables del ente han provocado que ahora mismo, la familia esté mucho más cerca de perder el palacio que en su día ocupó Emilia Pardo Bazán. De entrada, la Xunta ya da por hecho que lo más normal es que el expediente que ha abierto por la tramitación de las visitas, se cierre con multas. Si a eso se le suma la ofensiva lanzada por entidades y partidos, parece que las visitas estivales de los Franco a Sada podrían tener los días contados. Tiempo al tiempo. FOTO: interior del Pazo de Meirás | Pedro puig

El nefasto negocio de los Franco con la fundación del dictador