Como Ana Obregón, pero sobre hielo

|

A Ana Obregón la apodaban en otros tiempos “Antoñita la fantástica” por su capacidad de fabulación –Cunqueiro a su lado era un aprendiz–, ya que se montaba unas películas increíbles. De eso hace un montón de años, tantos que ya ha cubierto 300 o 400 veces la tarjeta de puntos de su cirujano plástico. Una de ellas incluso por duplicado, pues, según cuenta la leyenda, le reventó una prótesis mamaria en un avión. Aún tuvo suerte; a la actriz porno Mia Khalifa acaban de destrozarle el implante con un disco de hockey sobre hielo. Estando ella en la grada es normal que los jugadores se despisten al chutar a puerta.

Como Ana Obregón, pero sobre hielo