NO M’ACUERDO

|

Está visto: la política disuelve la sesera y rellena sus rincones de vacío y polvo. No importa cuán listos fueran antes; Arenas, Cascos y Cospedal se han vuelto amnésicos. En el caso de los dos primeros quizá por el orín de la edad; en la otra, tal vez por conceptos diferidos: no dieron una a derechas. Cosa rara siendo del PP. Pero, como dijo alguien, “que tu mano izquierda no sepa lo que haga la derecha”. Un claro caso de amnesia sobrevenida por triplicado. Quizá alguien les dijo: “si t’acuerdas de algo, di que no t’acuerdas” y, claro: no s’acordaron de na. ¡Ay Señor! qué pena da ver ahora a aquellas lumbreras que todo lo sabían, en quienes alguna vez estuvo depositada la confianza de tantos tontos, o listos, corroídos ahora por los gérmenes de la amnesia crónica y reducidos al no m’acuerdo. Debe ser algo muy duro de tragar. Sobre todo para el juez Ruz, que está en pleno uso de sus facultades mentales.

 

NO M’ACUERDO