El contrato eléctrico

|

Hicieron bien los concejales socialistas de Ferrol en no plegarse y en dejar claro, que  preferían pasar a la oposición antes que ser cómplices en firmar el contrato eléctrico que dejó preparado el PP días antes del cambio de gobierno local, y en cuya tramitación apareció un informe emitido por un bufete asociado al grupo empresarial que iba a ser agraciado. Se ha demostrado que había alternativas a este escándalo y que no hay que pagar indemnizaciones millonarias, como se ha dicho y escrito. 
¿Mereció la pena este enfrentamiento? Para mí, la respuesta es un sí rotundo: las finanzas ferrolanas no quedarán hipotecadas y habrá fondos suficientes para algunas de las importantes obras que la ciudad necesita, pero habrá que aprobar antes los presupuestos de 2016 y 2017, porque si no es así, la gestión municipal continuará anclada en el día a día. Esa es ahora la madre de todas las batallas.

El contrato eléctrico