MERCADO FARMACÉUTICO

|

Dicen los cronistas especializados que el mercado farmacéutico se desmorona. Siete de los diez laboratorios que más venden en España reducen sus ingresos, bajo el impacto de la rebaja en los medicamentos.

Por cierto: ni un solo laboratorio español se cuela entre los diez primeros. Desde Farmaindustria se insiste en que la vía de la reducción de los precios para obtener nuevos ahorros “está ya agotada” y ha “comprometido el futuro inmediato de muchas farmacéuticas nacionales”. Desde esta patronal reclaman al Gobierno “un plan de viabilidad”.

Esta nueva relación implicaría el pago de la deuda por suministro de medicamentos, que ya suma un retraso de más de 400 días en algunas regiones, una financiación realista y un entorno predecible para la innovación. “Es el momento de encarar el problema y de hacerlo dotando a la Sanidad de los recursos que necesita, priorizándola en los presupuesto públicos”.

Por su parte, desde la patronal de los medicamentos genéricos Aeseg se reivindica “el papel de estos fármacos en el mercado”. Señalan que cumplen una función muy importante de regulación de los precios y que solo representan “la cuarta parte del volumen de mercado de medicamentos que no están protegidos por una patente, un 40% del total.

El resto siguen siendo de marcas. Los laboratorios llevan meses anunciando la debacle de sus cuentas por culpa de los tres reales decretos que han rebajado los precios de los fármacos en España y, al final, el que avisa no es traidor.

Algunos ganaron hasta un 15% menos que el año anterior. La facturación del conjunto de las compañías frisó en 16.300 millones, un 1,3% menos que el año anterior. Este valor tiene en cuenta las especialidades médicas farmacéuticas y los medicamentos hospitalarios. En cuanto a los genéricos, crecen lentamente. Por lo que respecta a ingresos, los genéricos incrementaron sus porcentajes de ventas en un 25,4%.

Por lo que atañe a laboratorios, las cifras de venta en farmacias y de dispensación en hospitales han echado del ranking a los laboratorios españoles. La industria farmacéutica atraviesa un momento crítico. Los laboratorios corren el riesgo de desaparecer como empresas en España y el país se enfrenta a una posible deslocalización de las inversiones en investigación y desarrollo o producción que las multinacionales farmacéuticas realizan en España.

La imagen del país se degrada ante las matrices, ya que los responsables de las filiales españolas no pueden explicar por qué el Gobierno rebaja los precios o no paga los medicamentos.

MERCADO FARMACÉUTICO