A animar, que no es poco

|

LOS aficionados futboleros tiene una ocasión única para animar al Racing en su intento de subir de categoría. El rival no es fácil, el resultado de la ida siembra dudas, el tiempo no ayudará... pero hay que sobreponerse a todo ello para darle el empujón que se merece. En segunda se animará más la parroquia a asistir a los partidos y el montante económico no es para desperdiciar... todo son ventajas. Algunos vecinos desconfían de la victoria, porque dicen que ya lo han vivido en otras temporadas, pero por ilusión que no quede, que el baño de realidad ya lo dan los políticos a diario, quienes es probable que hoy se concedan una tregua para vestir la elástica del cuadro verde.

A animar, que no es poco