BRUSELAS COMO OBJETIVO

|

Con la campaña electoral a los comicios europeos a las puertas, no resulta extraño que Bruselas centre los contenidos también en el ámbito sindical con vistas a la celebración del 1º de Mayo. Las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal han pagado en los últimos treinta años el resultado de una política comunitaria en la que el país ha tenido escaso peso frente a otros con mayor capacidad de presión en la Comisión Europea. Lo sabe sobradamente cualquier que esté relacionado con el sector naval. Las supuestas políticas encaminadas a regenerar y diversificar el tejido industrial local brillan por su inoperancia. El resultado, a la vista está.

BRUSELAS COMO OBJETIVO