Blanco, pero casi morado

|

FEIJÓO se declara más de Podemos que los de Podemos y sus políticas sociales avalan esa afirmación, pero su manera de comportarse la desmiente, pues es más justo y más elegante en sus maneras que todos los hombres morados juntos. Cuando Audasa anunció la subida del peaje de la autopista, el premier repartió culpas a partes iguales e hizo responsables del encarecimiento a su compañera de partido Ana Pastor y al socialista José Blanco, el político que hizo carrera en Galicia como Blanquito y en Madrid como Pepiño. Del exministro de Fomento se sabe que es gran aficionado taurino, pero se ignora si le gusta el fútbol, pese a lo cual se desenvuelve como un gran defensa central, pues en cuanto vio la que se le venía encima largó un patadón que ni Sergio Ramos y Piqué juntos; culpó a Rajoy y a Feijóo del incremento y a continuación echó unas lagrimitas por que no lo hayan invitado a la inauguración de Rande. Uy, uy, uy, que al final el que tiene maneras de Podemos es Blanco...

Blanco, pero casi morado