La humanización de Pedro Almodóvar

|

And the Oscar goes to... si lo dijese Penélope Cruz, al instante siguiente gritaría: “¡Pedroooo!” y cuando todo el mundo esperase que de entre las butacas del público iba a surgir un cabrero, aparecería Almodóvar. Y seguro que aún habría quien pensaría que es pura magia. En cambio, a la también actriz Yolanda Ramos le sería más difícil protagonizar una situación así. Más que nada porque no pondría mucho entusiasmo si tuviese que darle un premio al cineasta manchego. La artista no tiene precisamente un buen concepto del oscarizado director y lo reconoce en público: “No es más que un ser humano”. ¡Vaya!, no es un dios, ni siquiera un semidiós.

La humanización de Pedro Almodóvar