El PPdeG no se presta a hacer fuerte a Ciudadanos

|

Después de que se empezase a vislumbrar que la relación de Ciudadanos con el PP en Cataluña iba a pasar de gélida a progresivamente estrecha, Inés Arrimadas se lanzó de cabeza a buscar alianzas de cara a las autonómicas con catalanes, vascos y gallegos. Y mientras es de suponer que a Pablo Casado no la cabe la sonrisa en la cara, aunque solo sea por que los suyos llevaban tiempo intentando el acercamiento, Alberto Núñez Feijóo no está dispuesto a convertir la formación naranja en un partido con peso en Galicia gracias a los votantes del PPdeG. El presidente de la Xunta ha dicho en repetidas ocasiones que Ciudadanos cabe dentro de su partido, que no es lo mismo que decir que puede ir a su lado y verse favorecido por una hipotética reelección al frente del Ejecutivo gallego. Que en estas tierras, a diferencia de lo que pasa en otras comunidades, todo apunta a que la coalición no sería una suma de fuerzas sino una relación de dependencia.

El PPdeG no se presta a hacer fuerte a Ciudadanos