La píldora de la eterna juventud

|

Vivir más siempre nos ha obsesionado. La búsqueda de la inmortalidad es un tema recurrente en la mitología de cualquier cultura. Ponce de León no dudó en lanzarse a la aventura para descubrir la fuente de la eterna juventud y, como él, muchos otros aventureros la han buscado por los cuatro rincones del planeta. La ciencia ficción tampoco ha sido ajena a este interés, abordando el tema desde diferentes perspectivas. El incremento en la esperanza de vida en los últimos años ha alentado también las ilusiones de aquellos que ansían alcanzar los 140 años.
La ciencia ha aceptado el reto y varios son los equipos de investigación que se han puesto manos a la obra para convertir estos sueños en realidad. Un primer paso importante ha sido identificar cuales son los mecanismos que ponen en marcha el envejecimiento. Una vez identificados ha sido más fácil poder trabajar en las soluciones. Carlos López-Otín, de la Universidad de Oviedo, dirige a un grupo de investigadores que ha llevado a cabo un análisis de los estudios sobre el tema realizados en los últimos años. Este trabajo nos ofrece ahora algunas de las claves para entender mejor este proceso y demuestra que existe un “reloj metabólico” que controla el envejecimiento.
Una de las claves principales está en la alimentación. No sólo la cantidad y la calidad de nuestra comida determina cuantos años viviremos, también hay otros factores como el ayuno que pueden influir. Una dieta baja en calorías y proteínas, con ejercicio regular y más tiempo entre comidas nos ayudará a ser más longevos. Pero esto requiere mucha fuerza de voluntad, sobre todo en una sociedad como la nuestra donde el sedentarismo y las dietas hipercalóricas son lo habitual.
Para los que no pueden o no quieren hacer el esfuerzo, también hay esperanzas. Es cierto que falta aun mucho para descubrir la píldora mágica que nos ofrezca la eterna juventud, pero ya hay trabajos e investigaciones orientados a conseguir productos que nos ofrezcan los beneficios de la restricción calórica y el ayuno sin tener que privarnos de nada, como es la metformina, un antidiabético oral. 
Además de controlar la glucosa, podría proporcionar efectos anticancerígenos y desempeñar un papel clave en el envejecimiento saludable. Pero mientras llegan esos tiempos, ya saben cual es la receta para vivir más: un estilo de vida saludable es la mejor terapia antienvejecimiento.
 

La píldora de la eterna juventud