QUÉ LISTOS SON LOS LISTOS

|

Rodrigo Rato ficha por Telefónica, empresa a la que privatizó cuando era Ministro, y a cuyo presidente actual contribuyó a colocar en su puesto. Mientras, miles de personas habrán de ser despedidas de Bankia por la nefasta gestión que a su frente hizo el mismo Sr. Rato, provocando con ello no solo ese despido masivo, sino el mayor rescate de una entidad financiera que se recuerda en este país.

Un ex miembro del Gobierno regional de Madrid, responsable del área de sanidad de dicha Comunidad, fue nombrado consejero de una empresa privada que gestiona servicios de laboratorios para la misma Comunidad de Madrid. El susodicho exconsejero fue, precisamente, quién privatizó dichos servicios. Entre tanto, en Madrid se implanta el euro por receta, se cierran centros sanitarios y se privatiza de forma generalizada la sanidad.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, ficha por una empresa de cazatalentos catalana (sí catalana, lo han leído bien) a los tres meses de cesar en su cargo público, para trabajar sin horario y sin contrato, sin dejar de ser presidenta del PP madrileño y mientras 6 millones de españoles observan, estupefactos, la vertiginosa velocidad con que la ínclita expresidenta encuentra un empleo de alta gama. Claro, los pobres parados madrileños estarán pensando ¡con lo fácil que le resulta a esta Señora encontrar trabajo, porqué no lo encuentra para los demás!

El sr. Baltar (padre) se pasó, al parecer, durante años, colocando amigos, simpatizantes del PP y familiares en la Diputación ourensana, mientras cientos, seguramente miles de aspirantes a desempeñar puestos en la función pública se han ido dejando la salud, el tiempo, el dinero, y la esperanza, entre libros, códigos y academias para intentar aprobar unas oposiciones que nunca consiguieron superar. Y los que lo consiguieron pensarán lo mismo…., tanto esfuerzo para que a otros le resulte tan fácil chupar de la teta pública! Eso sí, siempre gozó del respaldo público y unánime de los prebostes peperos de Galicia, desde presidentes de la Xunta hasta los alcaldes más modestos. Pues ahora, que se lo expliquen a sus paisanos, si pueden, si quieren o si se atreven (se admiten apuestas).

El Presidente de la Comunidad de Madrid, el de ahora, se compra un ático en Marbella de 770.000 €. Ahí es nada, en medio de la mayor oleada de desahucios de nuestra historia patria, y de la mayor crisis económica jamás conocida, éste saca para pagar semejante precio. ¡Qué suerte!. Debe de tener un sueldazo el tío!

En Andalucía, exconsejeros, exchóferes y ex de todo tipo, se metieron en el bolsillo millones de euros destinados para los desempleados. Muy bonito, si señor, un gran ejemplo.

¿Y el Urdangarin? Ese sí que sabe. Para un evento en Valencia, más de 70 personas en hoteles pagados por la Generalitat valenciana, casi todos amiguetes y familiares que no pintaban nada allí. Los valencianos, que fueron los que pagaron la broma, deben de estar encantados de la vida ¿no?

Los Pujol, los de UDC, los del Palau, sí, sí, en Cataluña también estuvieron entretenidos vaciando la caja de todos. Ahora eso sí, Catalunya por encima de todo eh!, la quieren tanto que lo que parece que quieren, en realidad, es quedársela para ellos solos.

Podría seguir, la lista de listos es muy larga, pero como ejemplo basten.

¿Y que tienen todos éstos en común?

Que son políticos: sí.

Que han enredado entre lo público y lo privado como han querido: sí.

Que están todos en libertad disfrutando de sus espléndidos patrimonios: sí.

Que representan a casi todo el espectro político: sí.

Que se han reído, y siguen riéndose de todos los ciudadanos normales, como usted y como yo: pues sí oiga, sí.

Bueno y todo esto que significa: que si es cierto que nosotros, el pueblo, tenemos el poder político en nuestras manos, mediante nuestro voto, tenemos que esforzarnos en lo sucesivo por utilizarlo mejor ¿no creen?, más que nada para que no nos digan aquello de que “sarna con gusto no pica”, pero ésta, la de la tomadura de pelo política generalizada a costa del sufrimiento agónico de los ciudadanos, esa sí que pica ¿verdad?, pues eso, apliquémonos y utilicemos nuestro voto mejor, para que éstas cosas dejen de pasar de una puñetera vez.

 

QUÉ LISTOS SON LOS LISTOS