EL FUTURO DE FIMO

|

El futuro de las instalaciones del recinto expositor de Punta Arnela está indudablemente en la entrada de la Xunta y la Diputación en el consorcio ferial. Este propósito, que estará liderado por el Concello de la ciudad naval tras la ampliación de capital que dará, por primera vez en su historia, la mayoría accionarial a la institución local, tiene por objetivo rentabilizar unas instalaciones cuya gestión en los últimos años ha repercutido negativamente en los resultados. Los principales perjudicados son los trabajadores. La última decisión reduce en más de la mitad el número de empleados, a los que, por añadidura, se les deben de nuevo tres nónimas. La, en su tiempo, punta de lanza de la actividad expositora de la comarca, acumula 2,2 millones de euros en pérdidas. Lo que se espera es que el plan de viabilidad conlleve una salida que garantice que el recinto no desaparezca.

EL FUTURO DE FIMO