El fútbol y su relativa importancia

|

Es increíble que con la que está cayendo, con la cifra de fallecimientos con la que todos los días desayunamos, todavía haya quien pretenda hacer ver como trascendente que la liga vaya a concluir el campeonato o no. Y es que mientras los otros deportes, los hermanos pobres del fútbol de élite, ya han decidido echar el cierre (lo están haciendo incluso las competiciones de fútbol no profesionales) haya quien esté perdiendo el tiempo en determinar si, al final, tendremos un campeón de Liga o de Copa del Rey. Y es que lo de menos es saber quién se hará con el título. El problema radica en los millonarios contratos que los clubes tienen con las televisiones y por los que parecen dispuestos a poner en riesgo la salud de sus trabajadores y de sus seguidores. En Valencia vimos como miles de aficionados se apelotonaban en torno al campo en un partido jugado a puerta cerrada. 
¿Quién garantiza que eso no volverá a pasar?

El fútbol y su relativa importancia