Mourinho paga a Hacienda y es feliz

|

Mourinho –con “nh”, que en la fala de la otra orilla del Minho quiere decir persona asalvallada, por contraposición a Mouriño con “ñ”, que en la fala de un poco más arriba quiere decir persona cabal– está feliz por extraño que parezca conociéndolo y no es para menos, pues se ha librado de la peligrosa sombra de Hacienda. Pasó por la capital del Reino a la misma velocidad a la que Cristiano Ronaldo corría la banda, firmó el acuerdo con la Fiscalía –un año de cárcel y tres millones de multa por defraudar al Fisco– y todo ha quedado olvidado. A ver si Mourinho, con “nh”, va a acabar siendo también una persona cabal.

Mourinho paga a Hacienda y es feliz