Monterroso le da color al suspense

|

El lobista –con “b”, no con “v”, porque no es un depredador de mujeres, sino de voluntades– Aznar tenía en sus tiempos de presidente del Gobierno un cuaderno azul cuyas anotaciones aterrorizaban a los peperos. Los vecinos de Monterroso no cuentan entre sus conciudadanos con un Aznar –afortunados ellos–, pero un sobre de color azul los aterroriza. Un votante usó el sobre de ese color, de las europeas, para depositar en la urna su papeleta de las municipales. El socialista Rafael García impugnó el voto y empató a 798 con el independiente Antonio Gato. La junta electoral decidirá si vale o no y, por tanto, quién ganó las elecciones. El suspense tiene color.

Monterroso le da color al suspense