Los peor pagados pese a ser los que más arriman el hombro

|


CUATRO horas dan para mucho. Se pueden gastar en ver dos películas de cine (sobre todo si una de ellas no es “Lo que el viento se llevó” o una de las versiones extendidas de “El señor de los anillos”). También da para ver dos partidos de fútbol o para dormirse con ocho documentales de La 2. Pues todo eso es lo que se pierden los gallegos, que según los datos de una empresa de colocación, es lo que trabajan de más con respecto al resto de los españoles. Es decir, que además de ganar menos los de estos pagos somos los que más arrimamos el hombro.

Los peor pagados pese a ser los que más arriman el hombro