Un divorcio del que sale favorecida España entera

|

Pedro “La sonrisa” Sánchez sigue de vacaciones, de las oficiales, de las que permiten rascarse la barriga lejos del despacho, porque de las otras ni se sabe los años que lleva. El fuego arrasa Gran Canaria, pero él continúa tan ricamente disfrutando del solecito en el palacete de Doñana que ha elegido para o tempo de lecer. Igual tiene el Falcon en el taller y tampoco es cosa de sacar del museo aquel Mystere al que recurría Guerra cuando se encontraba un atasco en la carretera que le haría llegar tarde a una corrida en la Maestranza de Sevilla. El caso es que ni se le ha pasado por la cabeza viajar a la isla para demostrar su preocupación por los incendios. En cambio, se ha apurado a rexeitar la nueva propuesta de Pablo, antes Pablo Manuel, “Viva la Gente” Iglesias para formar un gobierno de coalición y evitar la repetición de las elecciones. Tesón por estrellarse no se le puede negar al hombre morado, como tampoco se le puede negar al secretario general del PSOE por disfrutar de la sopa boba. ¡Menuda pareja! España no pierde nada con que sigan distanciados.

Un divorcio del que sale favorecida España entera