Un montacargas donde no se puede montar carga

|

EL montacargas de la plaza de Lugo estuvo más de un año fuera de servicio; buena marca, pues lo normal es que un artilugio así no se use en un mercado de abastos; al menos eso debe de pensar el responsable de las instalaciones a la vista de la prisa que se dio en solucionar en problema. Las pescaderas, que eran las más perjudicadas por la avería, se pusieron tan contentas cuando arreglaron el ascensor que estuvieron a punto de organizar una sardiñada para celebrarlo, pero ni sardiñada, ni pulpada ni nada, porque resulta que la reparación ha sido tan maravillosa que la plataforma no soporta el peso de mercancía y ya está otra vez inutilizada... Menos mal que en nada empieza la temporada de la parrocha y cuesta poco subir las cajas, porque si no...

Un montacargas donde no se puede montar carga