FERIA DE MUESTRAS

|

Que a estas alturas se dude de si se celebrará o no la Feria de Muestras, cita veraniega tradicional en el calendario ferrolano, resulta un despropósito. Es tan grave como si se pusiera en duda la celebración de la próxima Semana Santa, por ejemplo. Se trata de un evento de gran importancia comercial, turística y de proyección pública de la ciudad, que ha ido degradándose progresivamente por el abandono institucional tanto en cuanto a la aportación de recursos como a la inexistente o, al menos, deficiente supervisión de la gestión realizada por  la dirección de FIMO. En todo caso un fiasco más en la larga cadena de eslabones perdidos en el tejido económico de nuestra ciudad. Los políticos solo aparecen para hacerse la foto en las inauguraciones o para hacer soflamas que se diluyen como azucarillos en un vaso de agua. Ya ven, nos pasamos la vida pidiendo soluciones a otros, y sin embargo, desde Ferrol, dejamos morir el escaso patrimonio económico que tenemos.

 

FERIA DE MUESTRAS