El blindaje del paseo coruñés

|

si los científicos en los que se apoya Greta Thunberg tienen razón y lo del calentamiento global no tiene ya vuelta atrás, los polos se deshelarán y el mar subirá de nivel; si todo eso pasa, el Ayuntamiento de A Coruña va a tener que idear un nuevo sistema para conseguir que los temporales no se lleven por delante el Paseo Marítimo de la ciudad. La primera borrasca seria de la temporada deshizo la duna de arena con la que se pretende blindar la zona de paseo y, ahora, las máquinas han montado un nuevo muro de arena que incluye duna, contraduna y hasta una zanja para frenar el agua. Como si de un castillo del Medievo se tratara, solo falta que en algún punto instalen un puente levadizo para que los ciudadanos puedan seguir disfrutando del arenal urbano los días de invierno en los que las galernas les den un descanso. Desde luego va a haber más de uno que fracase en el intento.

El blindaje del paseo coruñés