¿QUIÉN GANA AQUÍ?

|

Cinco años no es nada, que dice el otro, y cinco años después de la gran crisis provocada por Lehman Brothers y sus cómplices (¿verdad, ministro De Guindos?) nos dicen que ya hay luz al final del túnel.
Insisten desde el Gobierno, repican en Génova y difunden desde el tea-party mediático que vamos bien y que después será mejor.
El ciudadano de a pie mira a su alrededor y se encuentra con una  deuda pública (92%) que es el doble que cuando empezó la crisis y el triple de lo exigido por Europa y, por todo eso, el G-20 incluye a España en la lista de países en desequilibrio-
Mientras, el Gobierno da el primer paso para devaluar las pensiones que, según las voces más optimistas, será consagrar una subida anual del 0,25%, lo que supone que la pérdida de poder adquisitivo de los jubilados pueden estimarse en cinco años en un 26%. ¿Vale? Además dos millones y medio de universitarios están subempleados y los parados se acercan a seis millones mientras el salario medio de los trabajadores se devaluó un 18%. Añadan los que emigran, los excluidos de los servicios sociales y ya tienen un retrato de la actualidad que el Nobel Paul Krugman resume: “Mientras la gran mayoría vive en una economía deprimida los ricos han recuperado sus pérdidas”.
Y es que la tasa del 26% de desempleo será una losa todavía en 2014 y 2015. Un índice que señala que sigue la depresión y aumenta la desigualdad que envenena a la sociedad.
Pero es que a la crisis económica se une la crisis institucional y moral. Mientras el juez Ruz medita si llama a testificar a Rajoy, al secretario del PP en Castilla-La Mancha, quien, según Bárcenas, recibió doscientos mil euros por la comisión correspondiente a la adjudicación de una contrata y pide explicaciones al PP gallego por las supuestas aportaciones de varios empresarios para financiar la campaña de 2006, la opinión pública, harta de los ordenadores trucados, las agendas destruidas y la amnesia de los ejecutivos y empleados del PP, presenta sus cifras: el 59% duda de la recuperación; un 82% no se fía del Gobierno y un 69% no votará al PP que, por vez primera desde 2011 se ve adelantado por el PSOE según el último sondeo de Metroscopia.
¿Está claro quien gana aquí? Ah y Merkel.

 

¿QUIÉN GANA AQUÍ?