Sorpresas en internet

|

Recibo al día, y no les exagero nada, casi un centenar de emails. La mayoría son de trabajo, aunque de cuando en cuando me entra alguno que me es especialmente agradable recibir. Ese fue el caso del remitido por mi amigo y prestigioso historiador naval californiano Bruce Taylor, que me envió una foto de uno de los acorazados clase “España” con el fin de identificarla. La imagen era realmente bella, pues aparecía el cabeza de serie fondeado en el “hoyo de las agujas” en plena maniobra de “oreo de coys”. 
De este trío de acorazados existen numerosas imágenes, yo diría que más del medio millar, pero precisamente esta, tomada, según me dijo Bruce, por un miembro de su dotación, es totalmente inédita.
La semana pasada también se puso en contacto conmigo el historiador Javier Sanmateo (gran estudioso por cierto, de la obra de su antepasado lejano Isaac Peral) informándome de la existencia del blog de la “Unión de Bibliófilos Marítimos, Navales y Náuticos” que tiene como fin, y aquí cito literalmente lo que aparece en dicha página web: “[…] la divulgación de todos los temas relacionados con la navegación, en cualquiera de las marinas. Nuestra entidad realiza una labor social para el conocimiento de la historia de los barcos, y sus gentes a través de diversas actividades, culturales, turísticas y lúdicas”.
Aparte de noticias de las novedades bibliográficas, en el índice de cabecera se puede acceder a un índice de autores, otro de libros recomendados, y un enlace a la Librería Náutica Robinson.
Esta herramienta tiene un potencial importante tanto para la divulgación y conocimiento de las nuevas obras que sobre temas marítimos se van publicando, como para conocer, a través de sus currículums, a los autores que de esta temática existen en nuestro país.
Desde esta modesta tribuna queremos felicitar a su autor, José Carlos Tamayo Gálvez, presidente de la Federación de Ligas Navales, por tan sugerente iniciativa.

Sorpresas en internet