NUEVAS ELECCIONES

|

En contra de lo que creía, Podemos ha mantenido hasta el final ese pacto de acero con determinados sectores políticos de Cataluña sobre el referéndum soberanista, haciendo imposible  un acuerdo con el PSOE, pese a la cercanía en temas sociales. 
Es curioso que se critique a los socialistas por ser de derechas y a renglón seguido se pida su participación en un gobierno de izquierdas, eso sí, tragando con ese derecho de autodeterminación, que no es la prioridad de la gente de izquierdas, ni dentro ni fuera de Cataluña. 
La consecuencia de esta estrategia inflexible de todo o nada es que se celebrarán nuevas elecciones y que, probablemente, desaparecerá Izquierda Unida. Tampoco hay que descartar que sea inevitable formar gobiernos transversales en caso de que la izquierda y la derecha no sumen la necesaria mayoría de 176 escaños..., salvo que Podemos quiera repetir nuevamente las elecciones.

NUEVAS ELECCIONES