LEONES MARINOS

|

Muchos coruñeses recordarán aquellos tiempos en que el simpático delfín “Nina” se acercó a la playa de Bastiagueiro y allí estuvo durante algún tiempo, jugando en el agua con el popular e inolvidable armador coruñés José Freire Vázquez. El delfín fue noticia en toda la prensa nacional y en buena parte de la internacional, hasta tal punto que el investigador y naturalista, Félix Rodríguez de la Fuente se acercó a Bastiagueiro para estudiar las características del delfín.

Por aquellas calendas media Coruña visitó el arenal. Ahora, los veterinarios del Oceanográfico de las Artes y las Ciencias están evaluando el potencial de los leones marinos para que puedan ayudar a los equipos de salvamento marítimo. Estos animales pueden ser muy efectivos para auxiliar en los rescates, gracias a que tiene extraordinaria capacidad para ver debajo del agua, y un gran sentido auditivo.

En casos como el del naufragio del “Costa Concordia”, su ayuda podría haber sido crucial para rescatar a personas. Según los expertos, podrían colocar desde una cámara para ver si en el barco quedan víctimas, y la profundidad a la que están, hasta explosivos controlados para ir haciendo aberturas en las estructuras y bajar y subir el material sin que los buceadores tengan que hacer las descompresiones.

En las primeras etapas de adiestramiento se les acostumbra a múltiples objetos y personas para conseguir la mayor desensibilización posible. Una vez que las crías dejan de mamar, se inicia el entrenamiento. En primer lugar, se les enseñan ejercicios de control básico para su manejo, para luego pasar a entrenamientos específicos de rescate, como, por ejemplo, la localización de objetos escondidos en el tanque, colocación de un arnés o llevar una línea de vida como una cuerda o un flotador a una víctima.

Este proyecto de entrenamiento de leones marinos es pionero en Europa y prácticamente en el mundo, aunque es cierto que estos animales ya son utilizados por la marina americana con fines defensivos en la vigilancia en puertos y en la recuperación de objetos.

Tienen la capacidad de maniobrar en espacios estrechos y pueden ir a la orilla si es necesario, lo que les hace especialmente interesantes para un rescate combinado tierra-mar o en casos en los que la víctima se encuentra en zona rocosa o de acantilado de difícil acceso. Otra ventaja es que pueden hacer inmersiones en aguas profundas sin sufrir lo efectos de la descompresión.

LEONES MARINOS