Carmen Santos saca el botafumeiro y se olvida de ir a trabajar

|

CARMEN Santos, la vicaria de Pablo Iglesias na terra, es una enamorada de la fraternidad; tal es su pasión que los populares le niegan la condición de interlocutora válida por acusarlos de asesinar mujeres y su compañera Ángela Rodríguez, alias Pam, se refiere a ella como “la puta coja”. Todo un amor, vamos. Estos días le ha dado por conocer Galicia subida al Tramabús y tan ansiosa estaba por ocupar su plaza –no tiene que pagar billete– que fue a hacerle la ola a su llegada a Vigo. Claro, no fuese a ser que le pusiesen falta –que ya se sabe como acaban esas cosas en Podemos–, pero con eso dejó de acudir al Parlemento, donde tenía que comparecer en la comisión de Justicia para defender la creación de la Fiscalía Anticorrupción de Galicia. No ir al chollo por darle aire al botafumeiro no es corrupción, pero bonito tampoco.

Carmen Santos saca el botafumeiro y se olvida de ir a trabajar