LECTURAS POLÍTICAS

|

Difícilmente pueden compararse unas elecciones europeas a unos comicios municipales, en donde entran en juego conceptos mucho más próximos al ciudadano, pero es evidente que los grandes partidos estatales tendrán que hacer un esfuerzo considerable ante la contundente pérdida de votos del pasado domingo como los que se han registrado, como ha sido la tónica general en el país, también en Ferrol. Máxime cuando el descenso es tan acusado y apenas deja espacio a la falta de extrapolación entre unos resultados y otros. Si bien es cierto que las Europeas estaban llamadas tanto a evaluar el alcance del desgaste general del partido en el Gobierno, también buscaban analizar la capacidad de recuperación socialista. La mayor repercusión de lo segundo se ha visto ayer en el anuncio de Rubalcaba. Habrá que esperar un año para medir los efectos en el ámbito local.

LECTURAS POLÍTICAS