SUBCONTRATAS

|

Navantia acaba de licitar la contratación de la mayor parte de la construcción del flotel que para Pemex se llevará a cabo en la factoría ferrolana. Del volumen que saca a concurso –68 de los 86 bloques de que consta el buque– se desprende, tal y como avanzó recientemente este periódico, que al menos las dos terceras partes de la producción recaerá en las compañías auxiliares. El alivio será sin duda bien recibido por las empresas que, si no han cerrado ya, se encuentran en concurso de acreedores, pero sobre todo por los numerosos trabajadores de subcontratas que o bien han perdido su trabajo en los dos últimos años o bien están sujetos a procesos de regulación de empleo. Los contratos en fase de licitación no son suficientes para saldar la cuestión, y menos si se tiene en cuenta la dura competencia por hacerse con la, a pesar de todo, escasa pero necesaria y ansiada oferta.

SUBCONTRATAS