LA DAMA DEL ÉXITO

|

En el infinito finito del “Ágora”, auditorio con muy buena entrada, el grupo de teatro del Centro de Mayores de Novacaixagalicia, representó con enorme éxito “La dama del alba”, de Alejandro Casona, en beneficio de la asociación de Parkinson Coruña. Se inició el acto con palabras de gratitud de su presidenta a María Dolores Amor Rodríguez por su desinteresada colaboración. Después, la aludida aceptó un obsequio para la agrupación, dando gracias al Ayuntamiento por su apoyo.

Parece estúpido y baladí insistir sobre los valores dramáticos del director y alma mater de la compañía, Víctor Díaz Barús. Planea, escenifica y ejecuta con prontitud y eficacia una obra que ofrece muchas dificultades por el movimiento de tantísimos personajes, su escapismo poético y feliz resolución respecto a la escenografía, iluminación, arquitectura teatral, sonido, efectos especiales y bellísima y descriptiva música. En la imposibilidad de citar a todo el elenco, mencionamos casos concretos: Abel García Morales –un abuelo de una pieza, entrañable y comprensiva–; Chelo Gayoso –ama y madre desgarrada que pugna por devolver a la tierra la hija arrebatada por las aguas; Mariquiña Miragalla –deliciosa protagonista– y Lola González Macorsi –muerte, resplandeciente y justiciera, que resuelve la tragedia. Esta obra ha sido reconocida por la crítica internacional como la mejor obra del autor asturiano. Desarrolla un universo total. Sueño, misterio, auténtica “verdad” teatral. Desarrolla un universo total. Sueño, misterio, auténtica “verdad” teatral. Desborda emociones y nos conmueve y sobrecoge. Realidad y mito. El sacrificio y la redención. La muerte se hace amor y caridad para resolver dilemas. Así la relación con los niños cuando olvida su misión. O su vocación femenina cuando charla con el abuelo: “¿Comprendes ahora lo amargo de mi destino? Presenciar todos los dolores sin poder llorar… Tener todos los sentimientos de una mujer sin poder usar ninguno…

 

LA DAMA DEL ÉXITO