No olvidemos la prevención

|

esde el viernes y hasta hoy martes, Barcelona se convirtió en la capital mundial de la oncología médica. 
Allí se celebró el congreso anual de la Sociedad Europea de Oncología Médica. Y aunque en el nombre ponga que es de Europa, lo cierto es que cada vez lo es menos y ahora mismo el 47% de sus miembros ya son de países de fuera de las fronteras europeas. Alrededor de 29.000 expertos en cáncer de 138 países se juntaron para conocer 2.218 estudios sobre esta enfermedad.
El avance de la inmunoterapia, que ya empieza a emplearse como primera línea en varios tumores o la consolidación de las terapias de precisión, dirigidas contra alteraciones moleculares concretas que hacen vulnerable el tumor, fueron algunos de asuntos más destacados que se presentaron. 
Muchos de los estudios supondrán cambios en la práctica clínica y se traducirán en un incremento de la supervivencia y en una mejor calidad de vida de estos pacientes.
El cáncer está muy presente en nuestras vidas. Para el año 2040 se espera que la incidencia mundial de esta enfermedad aumente en más de un 60%. 
En ello inciden factores como el aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento. Pero también hay que tener en cuenta en el incremento de estos números de factores ambientales como el tabaco, el alcohol, la obesidad o la contaminación que están muy relacionados con la enfermedad.
El cáncer ya no significa una condena de muerte en muchos casos. En otros todavía lo es, pero la investigación avanza para conseguir la cronificación como paso previo antes del hito de conseguir su curación. Pero mientras esto sucede, no estaría de más también poner un poco de nuestra parte para conseguir prevenir su aparición. 
Es cierto que hay factores que no podemos controlar, como son los factores genéticos o incluso la mala suerte (un estudio publicado en Science concluía que dos tercios de los cánceres se deben al azar, es decir, a mutaciones aleatorias que ocurren durante la replicación del ADN). 
Pero no es lo mismo contar con un boleto para la lotería que con diez. 
Y si fumas, bebes demasiado alcohol, llevas una vida demasiado sedentaria o no sigues una dieta equilibrada te estás cargando de participaciones. Es cierto que cada vez más gracias a la investigación estamos logrando combatir mejor al cáncer. Pero ya saben eso de que más vale prevenir que curar. 

No olvidemos la prevención