Una buena noticia para los demócratas

|

Da cierto gusto pensar que la próxima imagen que se vea de Josu Ternera vaya a ser sentado en el banquillo de los acusados ante un juez. Lo mismo sirve para que todos los demócratas se puedan olvidar de aquellas en las que figuraba presidiendo la comisión de Derechos Humanos del Parlamento vasco. Una provocación que terminó con su fuga después de que se iniciara su proceso por el brutal atentado de la casa cuartel de Zaragoza. Su detención en Francia el pasado jueves, independientemente del momento en el que se ha producido, tiene que alegrar a todas las personas de bien.

Una buena noticia para los demócratas