Otra guerra en Ferrol

|

LO de la política ferrolana es sobrecogedor. Si lo de los comuneros –mareantes en la fala de la ciudad departamental– es para escribir un tratado que desmienta la teoría de que la materia ni se crea ni se destruye, simplemente se transforma, pues de aquel lado de As Pías se destruye, lo de los socialistas tampoco es una tontería. Llevan a palos desde la noche de los tiempos y son incapaces ya no de firmar un armisticio, sino de aprobar una simple tregua. Acaban de librar una de las batallas más encarnizadas, la encaminada a elegir a la dirección del partido, y en los quirófanos del Marcide no dejan de operar a los heridos. Beatriz Sestayo se impuso por un voto y, según concluyó el escrutinio y se conoció el resultado, la facción encabezada por Ángel Mato anunció que impugnará el proceso. La vencedora, mientras tanto, se comprometió a trabajar para reforzar el partido. Pues va a tener que trabajar arreo, porque cuando el resultado es de la asamblea 96-95 hay que pensar que el PSOE está roto en dos.

Otra guerra en Ferrol