Un poquito de por favor

|

Espero y deseo que a partir del próximo domingo los españoles nos relajemos, una vez sepamos quién nos gobernará en los próximos cuatro años, porque llevamos diez meses de bronca permanente y avinagrada convivencia, y esto es difícilmente soportable. Si las encuestas aciertan, dará tranquilidad comprobar que ni se independiza Cataluña, ni cruza el Estrecho un ejército de almorávides dispuestos a imponernos la ley islámica como en 1085. 
El debate identitario debe dar paso al debate de cómo reconstruir o parchear lo que queda del Estado del Bienestar, y cómo lograr que se independicen nuestros hijos. 
Para ello necesitamos seguir reduciendo la desigualdad social y la brecha salarial, y aunque nuestra economía se comporta razonablemente bien, las consecuencias de la guerra comercial entre EEUU y China empezarán a llegar en breve, y todavía no sabemos cuándo ni cómo terminará el Brexit. 

Un poquito de por favor