LOS CIEN DÍAS Y EL BNG

|

La cortesía que supuestamente se concede a todo nuevo gobierno durante los cien primeros días, ha brillado por su ausencia, con episodios poco edificantes que todavía deben aclararse para depurar responsabilidades. Es un gobierno más austero, que  trata mejor a las asociaciones, con mucha más predisposición para abordar problemas sociales y que ha decidido enfrentarse a las empresas concesionarias, más atentas a los beneficios que a la prestación de los servicios. 
Lo que más me sorprende y preocupa es la actitud del BNG. Los nacionalistas, que rechazaron integrarse en el gobierno, coinciden demasiadas veces con el PP en los plenos y al unir sus votos contra las modificaciones de créditos, han bloqueado las políticas sociales, que necesitan ese dinero. No sé donde está el problema, pero lo razonable es que Ferrol en Común, PSOE y BNG, se sienten, hablen y lleguen al máximo de acuerdos.

LOS CIEN DÍAS Y EL BNG