BUJARREITOR

|

El nuevo embajador yanqui para España and Andorra, fulano de tal, se ha presentado en una cosa de esas de internet y, entre otras cosas, ha dicho: “Conozco España porque he estado varias veces con mi pareja (otro tío), y lo he pasado muy bien”. Fin de la cita.  
No sé a qué carallo viene tal información: no le encuentro relevancia diplomática ni intención. Tampoco creo que, cuando sea presentado a su Majestad el Rey, Don Juan Carlos, o al presidente del Gobierno, sr. Rajoy, le haga a alguno de ellos una caidita de ojos, pretendiendo estrechar relaciones diplomáticas o un filing particular. Sobre todo, porque ya hay compromiso formal de una cita preestablecida de Obama para que Rajoy visite los Estados Unidos.
Claro que, entre diplomáticos, a veces  nunca se sabe cuál es la intención que hilan, primera o segunda, con sus palabras, al margen de cómo hablamos nosotros, la gente de a pie. Pos fale, tío.

 

BUJARREITOR