EL BUEN MOMENTO DEL PUERTO

|

Los expertos recurren a diferentes indicadores para intentar medir la temperatura de los mercados y buscar esos “brotes verdes” que revelen la proximidad del fin de la crisis. Uno de esos barómetros al que se suele acudir es el de los fletes de buques. Evidentemente, un mercado parado no genera movimiento de mercancías y, por lo tanto, los barcos esperan sus cargas amarrados a puerto. Y es posible que el de A Coruña esté dando muestras de la fortaleza económica de la ciudad y la comarca puesto que logra, mes tras mes, incrementar las cifras de tráficos. Hasta julio, se han movido más de siete millones de toneladas, lo que supone un crecimiento de casi el cuatro por ciento. Estas cifras mejorarán de modo exponencial con el inicio de las operaciones en punta Langosteira, previsto para este mes, lo que permite augurar un futuro de lo más alentador.

EL BUEN MOMENTO DEL PUERTO