GÓMEZ NOYA, SIN LÍMITES

|

El triatleta ferrolano Javier Gómez Noya incrementó ayer su leyenda al ganar el Ironman 70.3 que se celebró en la ciudad canadiense de Quebec. Es la primera vez que un deportista de elite de esta especialidad consigue en el plazo de tan solo una semana dos títulos mundiales. Ante la inexistencia de precedentes, Gómez Noya es ya sin duda la referencia obligada en este deporte, cada vez con más seguidores y practicantes en España, evidentemente fruto de los repetidos logros de este deportista, al que –conviene no olvidar– se intentó apartar de la competición por una lesión en el corazón que, como se ha demostrado por activa y por pasiva, bien lejos está de representar un impedimento para su ya dilatado palmarés. Solo el oro olímpico lo separa por ahora de convertirse en el mejor atleta español de todos los tiempos. La incógnita se despejará en Río de Janeiro.

GÓMEZ NOYA, SIN LÍMITES