NAVANTIA Y AUSTRALIA

|

El hecho de que Australia sopese recurrir a cuadros especializados del astillero de Navantia en Ferrol para contribuir a corregir las desviaciones del programa de destructores de su Armada, que van desde los retrasos en la ejecución hasta el incremento presupuestario, demuestra hasta qué punto los conocimientos y experiencia de la factoría ferrolana son imprescindibles de cara a la construcción de los encargos que acomete. La fase final del programa AWD se aborda en el país austral, en donde existe una oficina de Navantia que coordina las tareas y asesora al personal, pero todo indica que es necesario reforzar sus cometidos. Pese a que no existen contactos entre las partes, los australianos dan por hecho el acuerdo. Lástima que esto no alivie el desvío de bloques del flotel.

NAVANTIA Y AUSTRALIA