ESCUCHAR A CANIDO

|

No están muy satisfechos los vecinos del barrio de Canido sobre la marcha de las obras en la calle principal de la barriada. Lo demuestran las más de 400 firmas entregadas ayer en el registro municipal y que demandan tanto mayor información sobre el proyecto de reurbanización como coordinación en las tareas. Las críticas arrecian contra el concejal de Urbanismo, Guillermo Evia, que no ha dudado en ver tras las descalificaciones el sesgo político, algo que niegan los afectados. No estaría de más buscar un punto de encuentro y satisfacer las peticiones vecinales en una zona en la que la actividad comercial y hostelera se ha constituido en todo un referente de vitalidad, como demuestran tanto la proliferación de servicios como la dinámica y activa vida a la que invitan los numerosos establecimientos.

ESCUCHAR A CANIDO